Ese tipo de dificultades sexuales es poco frecuente.

Los hombres que sufren este problema se caracterizan por tener grandes dificultades para llegar a eyacular, aunque reciban una estimulación sexual apropiada. El orgasmo, en caso de producirse, se retrasa en la mayoría de las ocasiones, tras una etapa de excitación normal.

Algunos hombres con este problema pueden eyacular a través de la masturbación, o realizando otras actividades distintas del coito, pero no por medio de éste.

CompárteloShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone