La Asociación Americana de Psiquiatría (American Psychiatric Association) incluye los siguientes signos a modo de advertencia sobre posibles problemas psicológicos-emocionales en niños:

  • Llanto frecuente.
  • Ansiedad, inquietud o preocupación constantes.
  • Peticiones frecuentes de ayuda.
  • Temores o fobias que se resisten al razonamiento o interfieren con las actividades cotidianas.
  • Pérdida de interés en los juegos.
  • Aislamiento de otros niños.
  • Peleas con otros niños.
  • Incapacidad para concentrarse en las tareas escolares y otras actividades propias de su edad.
  • Disminución del rendimiento escolar.
  • Autoestima y confianza en uno mismo disminuida.
  • Originar incendios.

Si un niño presenta cualquiera de estos síntomas, convendría consultar con un psicólogo.

CompárteloShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone